jueves, 11 de junio de 2009


Haiku

En mi camino
despertaron abiertas
las utopías.

10 comentarios:

Walter Portilla dijo...

Paula, te estás especializando en Haikus. Estuve leyendo los anteriores y todos tienen una fuerza increíble. En realidad es la capacidad que tienes para expresar un todo en sólo tres versos.
Mi abrazo inmenso.

Giovanni-Collazos dijo...

He estado leyendo tus haikus y me gustan mucho... aunque parezcan faciles de escibir no lo son, es complejo comprimir un pensamiento que resulta amplio en tres versos...

Un abrazo.

Gio.

norma.cirulli dijo...

"El genio se compone de un 2% de talento y un 98% de perseverante aplicación".

Sigue trabajando que talento no te falta...

Son preciosos !!!

JUAN JES dijo...

Que bueno, la utopía es el motor del mundo, cuando por fin vamos a darle alcance se mueve unos metros más adelante y cuando denuevo vamos a alcanzarla, otra vez avanza y no nos deja alcanzarla...

Juanra "Cuchi" dijo...

alargan manos de fibra vegetal al sol
genial.
besos volados

Paula Malugani dijo...

No sé si especializando Walter, pero me tienen pillada, cuando estoy desocupada, llevo unos días que pienso en haiku, en ese ritmo... A esta altura ya empiezo a fantasear con un libro sólo de haikus, me encantaría.
Gracias por tu constancia, y tu compañía; por dejar escrita tu voz en estas páginas.
Un fuerte abrazo.

Paula Malugani dijo...

Gracias Gio por tu lectura y tu cercanía. Estoy disfrutando del paseo por estas luces que alumbran sólo un instante, más bien luciérnagas.
Sigo en haikai, tengo como 12 de la misma serie que próximamente iré subiendo.
Besos.

Paula Malugani dijo...

Gracias Norma, seguiré trabajando, sumaré pequeñas voluntades, Baudelaire dijo que esa suma podría dar lugar a un gran resultado.
Un beso!

Paula Malugani dijo...

Viste Juan? La utopía nos permite hacer camino, llegar más lejos.
"Y cuanto más voy pa' allá más lejos queda, cuanto más de prisa voy más lejos se va".
Un beso con motor hacia tu orilla.

Paula Malugani dijo...

Bienvenido Juanra, gracias por escribir con fibras del sol, recibe un abrazo extenso.