lunes, 10 de agosto de 2009

Haiku

Mujer dispara
tu revolucionaria
voz de metralla.

8 comentarios:

marcela dijo...

tus haikus son instantáneas poéticas que van directo al centro de la voz

Paula Malugani dijo...

Gracias Marcela, cuando vos llegás en el centro de mi voz, se arma una fiesta.
Besos enredados con tus mares, cuando en todas las ventanas oigo el tango: Volver.

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Voz de metralla y mujer hecha poema.. sabes que me encanta esta serie.

Un abrazo
marian

Walter Portilla dijo...

Este es potentísimo, mi abrazo.

mono dijo...

Las letras o los signos graficos, no tienen otro objetivo que representar por medio de figuras , los misterios de la palabra hablada.
El cielo habla y el hombre habla, pero el verbo del hombre, crea por su energia vibratoria.
Cada letra pronunciada vibra dentro y fuera de nosotros.
cada uno de nosotros es un logos que puede manifestra su fuerza creando su propio ambiente. El logos es un sonido potencialmente latente, insonoro; pero puede manifestarse con sonido audible.
Cada letra es una fuerza; la combinacion de esas letras genera la accion que arrastra hacia un fin distinto.
Cada palabra dbe ser lanzada por un pensamiento, por que el logos es el pensamiento y la palabra unidos.
paula me encantan tus haikus , si hasta me hacen pensar en estas cosas jaja !!! los haikus me parecen el genero literario mas refinado y respetuoso , por el valor que tiene cada letra , cada palabra , me sintonizo muy bien con tus haikus por que combinas la musica de las letras con el pensamiento , con la intencion de comunicar , de crear un estado de animo....segui escribiendo mas , soy tu fan!! te armo el club uno de estos dias ,,.
saludos guillo

Paula Malugani dijo...

Gracias Marian por tu lectura atenta, saberte al otro lado de estas letras, es parte de la gasolina que utilizo para seguir. Enorme el abrazo!

Paula Malugani dijo...

Otro abrazo a ti Walter, compañero de esta travesía. Gracias por dejar escrita tu voz.

Paula Malugani dijo...

Querido Mono, en primer lugar quiero darte la bienvenida a estas páginas. Agradecerte tus palabras, tu lectura de estos haikus que me alegra que te gusten.
Tu comentario me llevó a orillas de una prosa -tan breve como bella- de la gran poeta, Alejandra Pizarnik. Como creo que sus palabras con-versan con las tuyas, aquí te las dejo, no sin antes saludarte con besos y sonrisas.

La palabra que sana:

Esperando que un mundo sea desenterrado por el lenguaje, alguien canta el lugar en que se forma el silencio. Luego comprobará que no porque se muestre furioso existe el mar, ni tampoco el mundo. Por eso cada palabra dice lo que dice y además más y otra cosa.