lunes, 29 de septiembre de 2008


El perfume es una voz

Para Violeta, mi más bella flor.

Tu voz
música viva
se teje en universo naciente
hace estallar
la lluvia en el estío
los pájaros sedientos
los libros olvidados
en la tarde vacía

Tu voz
suave campana
despierta al sol y lo entretiene
invade los rincones del silencio
tañe su canción
y me sonríe

Tu voz
alondra nueva
que bebe del rocío
abre los labios a la luna
se hace guirnalda
con delicada urgencia
entre las flores
y las perfuma.

5 comentarios:

ines dijo...

Esta conjunción de palabras y de fotos produce una explosiva subida de savia : un anacronismo colorido y potente en este momento otoñal, anacronismo y sorpresa que solo la Poesía nos puede consentir.
Me gustó navegar por la bitácora,y que Violeta particpara de esta composición. A esta mujercita que pusiste de flor en tu vida, mas ahora la flor ilumina tu jardin.

Paula Malugani dijo...

Gracias Ines por tu amable lectura y por venir a participar de este paseo, que comenzó con el otoño, al filo de su luz premonitoria.

Norma dijo...

Violeta: música y flor, pájaro y suave campana... Dulces palabras para dedicar este poema !!!

Condesa Morfina dijo...

Cuánta delicadeza en tus palabras, sin duda tu mano sabe tejer caminos que agrada seguir.

Paula Malugani dijo...

Gracias Norma, para mi también fue una sorpresa este poema, estoy contenta de que me haya tocado firmarlo.
Y también bienvenida y gracias a la Condesa Morfina y una confesión: mi mano, cuando no es tomada por la mano de la poesía no sabe tejer casi nada que valga la pena...