miércoles, 25 de marzo de 2009



En el borde impreciso de la bruma


No tropezar
en los versos
que no escribiré.

Hay un concierto de grillos,
en el borde impreciso de la bruma.

Voy a seguir
aunque sienta los ojos vencidos,
alas rotas desde el huracán...
Los pies, de frío, dormidos.

Caerme,
esta vez
hacia el poema.
Vivir a muerte.

Voy a seguir
porque el corazón
quedó mordido por el tiempo,
un náufrago en lo negro; ya no!
Ahora paloma que se expande,
de par en paz,
mitad nube, mitad viento.

12 comentarios:

JUAN JES dijo...

Delicioso

Sarco Lange dijo...

Ésa es la clave de todos los manuscritos: SEGUIR.
Como dicen en Chile, arrancar para adelante.
abrazos.
SL.

arena dijo...

Como me alegra que termine así tu poema "Ahora paloma que se expande,
de par en paz,
mitad nube, mitad viento."....estos dias en los que estoy un poco de bajón me gusta pensar en finales como este de esperanza...un beso enorme navegante, y mil gracias por la compañía.

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Como dice Sarco, seguir es la clave de todo, aunque hay que tener cuidado con los caminos...

Besos
MArian

Fermín Gámez dijo...

Me encanta el poema que has escrito, pero los tres primeros versos ya cautivan de un modo especial.

Paula Malugani dijo...

Gracias Juan lindo

Paula Malugani dijo...

Así es amigo sarco Lange, es errando como vamos haciéndo camino.
Como decía un cantante de mi juventud: 'A seguir, a no bajar la guardia, siempre a seguir...'
Mis orillas también te abrazan.

Paula Malugani dijo...

Gracias Arena, a mi también me gustan los finales felices, cuando me sale algún poema que abre. Te mando un beso.

Paula Malugani dijo...

Marian, supongo que será seguir los caminos del poema, que es decir, los caminos de la vida. Un fuerte abrazo.

Paula Malugani dijo...

Ay Fermín, si además de haberlo escrito pudiera hacerlo verdad en la vida, otros grillos cantarían.
Persisto en el deseo de construirme una disciplina, tan necesaria para el oficio de poeta. Un saludo.

Fermín Gámez dijo...

"Vivir a muerte"Es una contradicción enriquecedora.


Sobre lo de la disciplina, es bueno tener disciplina, pero para desobedecerla en el momento preciso.

Paula Malugani dijo...

Vivir a muerte Fermín, escribir a vida. Un abrazo.