miércoles, 4 de marzo de 2009



¡Ay, amor!

¡Ay, amor! si tú vinieras
con la violencia colosal
hecha llovizna,
con el dolor
de no poder amarme
al aguacero...

¡Ay, amor! si te recuerdo
en estas tristes páginas
donde pervive el tiempo.

Fui la clara mañana,
el norte agonizando
en que te espero.
El sur y el desencuentro,
en los jardines helados
del destierro.

¡Ay, amor!
si tú esperaras siempre
al otro lado de mi sueño,
el sueño que te busca verdadero,
el más temido,
el que persiste en la memoria,
el venidero.

14 comentarios:

norma.cirulli dijo...

Oooohhh.. qué suerte volver a encontrar tu poesía... Precioso poema, Paula !!!

arena dijo...

que versos tan hermosos y cuanta sensibilidad en todo el poema...como siempre un placer leerte navegante..

Sarco Lange dijo...

Dadle a ese amor un toque de paludismo para hacerlo inmejorable.

Es bueno que hayas vuelto.
SL

JUAN JES dijo...

Recordar lo que viene...

La paciente nº 24 dijo...

Quieta, no como un edificio o el túnel que se cruza, sino como un estrato que esconde el misterio de lo eterno, como la condición de no recobrar el aliento. Como quien nunca ha leído y no sabe la palabra deleitarse. Y sólo eso. Porque se descubre algo en tu poesía, o el cansancio de esperar o la vida.

Alucinante.

Pilar García Puerta dijo...

Hola, Paula, leí hoy tu comentario en El Deseo De La Palabra; a veces no llegan los mensajes al hotmail y se me pasan de largo.A mí también me gustan tus poemas, la constancia del amor frente a "lo que vendrá", la grandeza de los pequeño.Y los aforismos que has elegido como puertas de par en par. Un Abrazo.

Emilio dijo...

Qué bonita estrofa final, una delicia leer estos versos.

Un saludo.

Paula Malugani dijo...

Gracias Norma por seguir tan de cerca estas palabras, gracias por insistir con las tuyas, por tu lectura, por tu amor. Un abrazo!

Paula Malugani dijo...

Arena, arenita, amiga de las palabras, de la lectura... Los mares están abiertos esperando los próximos encuentros. Besos.

Paula Malugani dijo...

Hola Sarco Lange, hoy 'presencifíco' tu ausencia, saludo tu sombra luminosa... Un beso.

Paula Malugani dijo...

Sí Juan, desordenar los cartesianos tiempos. Recordando tu vuelta, te espero. Besos hacia el porvenir!

Paula Malugani dijo...

Ay! mi querida paciente 24, tienes una voz como una primavera germinativa, celebro cuando paso por el tamiz de tu lectura. Gracias por insistir... Besos.

Paula Malugani dijo...

Muy agradecida Pilar con tu comentario, me sentí muy halagada con tus palabras. Tu blog es maravilloso. Un abrazo!

Paula Malugani dijo...

Bienvenido Emilio, gracias por acercarte a estas letras. Iré a conocer tu espacio. Un saludo.