sábado, 4 de julio de 2009


Haiku

Mujer sentencia:
-Nuestras armas de guerra
son las palabras.

6 comentarios:

Violeta dijo...

Es cierto a veces pueden hacer tanto daño, como el arma más afilada, un beso mi querida Paula..

Paula Malugani dijo...

Hola Violeta, has encontrado una lectura que yo no había pensado.
Las artes del amor y de la guerra, son seguramente tan antiguas como el hombre y la mujer, no creo que como humanos podamos liberarnos de ellas; aunque podríamos tener amores y guerras de palabras, menos arcaicos, aprender a conversar soportando las diferencias.
Creo que a la mujer le tocaría dar un paso decisivo en este sentido.
Pero esto ya es lo que pensamos, vaya a saber la poeta que tomó mi mano y me dejó despierta por la noche escribiendo estos haikus, qué andaba queriendo decir...
Un abrazo Bella, hasta pronto:)

Sylvie Lachaume dijo...

Con más palabras ¿la mujer temería menos al mundo del trabajo, al mundo exterior a su familia, podría llevar mejor su guerra, su vida ?

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Poema proyectil, Paula...

Un abrazo grande
Marian

Paula Malugani dijo...

Querida Sylvie, nuevas palabras y nuevas posibilidades de combinarlas enriquecen la vida del hombre y también de la mujer.

Yo creo que la mujer tiene que escribir ese lado 'ella' de la historia y participar activamente en la construcción del porvenir.

Para arreglárselas con los miedos, con el mundo, con el trabajo, con la familia, con la vida y hasta con 'sus' guerras, el psicoanálisis es una herramienta clave, con la que ella podría transformar su mundo y sumar su voz al mundo de todos.

Un fuerte abrazo!

Paula Malugani dijo...

Gracias Marian por haber prestado tu mirada como diana.
Un abrazo inmenso, de palabras...