lunes, 6 de julio de 2009

Haiku

Tu voz dadora
surgente del abismo
mujer enigma.

6 comentarios:

Violeta dijo...

me encantaria tener esos tres adjetivos...lástima que no es así como siempre me encantó..un beso mi querida navegante.

La paciente nº 24 dijo...

He sumado nueve poemas como uno y no me sale bien la cuenta. ¿Le resto uno? Me quedo con el enigma de tus letras, a veces pétalos cortantes como filos, a veces vórtices que parten el cielo con sus giros, a veces caramelo que se derriten en una ansiosa boca de niña pequeña –las hay grandes-, otras guerreras ¿Es el latido un arma que oscila en el cuerpo? Bombea un dulce veneno que se dispara por cada uno de tus dedos.

Pero, claro. Yo también vuelvo.

Recíprocos besos.

Marian Raméntol Serratosa dijo...

De la sentencia pasamos al enigma, estoy impaciente por saber el próximo paso...

Besos
Marian

Paula Malugani dijo...

Violeta: si los tomas y los ejerces, son tuyos. Besos de color.

Paula Malugani dijo...

Paciente 24, de voz dadora.
¿Es el latido un arma que oscila en el cuerpo? Inmenso enigma alumbrado por tu pluma.
Tal vez el latido oscila entre el cuerpo del lenguaje y el cuerpo del poeta?
Ay de mi! Piel de mujer y sexo de poeta...
Sigo sometida al ritmo del haiku, por esto voy a insistir con esta forma aún algunos días.
Besos impacientes.

Paula Malugani dijo...

Sigo emplumando los próximos pasos Marian, nos queda un buen trecho aún, porque vienen nuevos a interrumpirme, a obligarme a replantear el órden, a colarse.
Creo que sé que para concluir usaré 'Mujer Deseo'.
Besos en flor.