martes, 30 de diciembre de 2008

Los días

Vamos bebiendo los días
casi sin escuchar
la premura del latido.
Casi sin advertir
que la arena
cae irremediable,
y sabemos
que así, pétalo a pétalo
se come el vacio del futuro,
arranca alguna piel de entre sus dientes,
la escupe
y se desgrana.

3 comentarios:

Fermín Gámez dijo...

Hola, Paula, me gusta mucho tu poesía y he querido abrazarla... Dos veces han sido.

Sabes dónde me tienes si quieres un abrazo.

MilLer dijo...

Lindo poema , es encantador !

Saludos ,

Paula Malugani dijo...

Muchas gracias Fermín y MilLer, navegantes compañeros de este tránsito hacia las tierras del poema. Un abrazo doble y otro para cada uno.

Archivo del blog