lunes, 19 de enero de 2009


No vengas

No vengas, te digo, a mi jardín de ausencia.
Hay una autómata de ojos amarillos, que se llama Nunca,
y sonríe desde el lodo vacío.
Hay una niña paralítica, cubierta con tules escarlata, velando un sortilegio.
Siempre que piden más luz, traen más sombra.
Hay también una princesa muda, que llora para siempre, vestida de ceniza.
Hace frío, te digo, por favor, no vengas.

Voy a partir, voy a buscar semillas.
Apagaré la sombra.
Quiero dejar a mi paso, abiertas las letras.

12 comentarios:

Sarco Lange dijo...

Es preciso acariciar a la niña paralítica y salir a danzar con ella en la estratósfera de todas las pesadillas.
Si no hay que ir, entonces habrá que estar ahí.
Es así, pedimos luz y nos mandan sombras, nos mandan sombreros fatuos para vestir en el funeral de todos los sentidos.
Abajo de un palto
descubriremos
que la nieve
es el aborto
del sol.

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Precioso poema Paula, a la niña hay que cuidarla si es la veladora de los sortilegios seguro que es sabia.

Un gran abrazo

MArian

Fermín Gámez dijo...

"Quiero dejar a mi paso, abiertas las letras", precioso final para un poema que atenaza el alma de quien lo lee, por lo menos eso me ocurre a mí.

Pilar García Puerta dijo...

Hola Paula, tus poemas me recuerdan a Alejandra Pizarnik,y me gusta tu blog, losaforismos y las fotografías que pones con los poemas. Saludos.

Pato´s dijo...

Bello bello como todo lo que escribes!

Besitos Paula que tengas un hermoso día:)

Fernando Sabido Sánchez dijo...

Paula

"VOY A BUSCAR SEMILLAS", es el anhelo que nos mueve a los poetas, y tantas veces volvemos de vacío...

gracias por pasar por mi blog
un abrazo
fernando

Paula Malugani dijo...

Sarco Lange, hoy me gustaría pedirle prestadas a Pizarnik las palabras: 'y por favor, que me hables siempre'
Me encanta la valentía con que reunes las palabras, se producen cópulas imposibles entre ellas. Gracias por tu lectura, poeta!

Paula Malugani dijo...

Gracias Marian por tu visita, por tu lectura... Creo que la poesía es esa mujer sabia, veladora de sortilegios, que a veces nos mira o nos sonríe. Yo también te abrazo fuerte.

Paula Malugani dijo...

Hola Fermín, sabes? a mi también me impresionó este poema, me dejó un tanto conturbada... También me parece que al final, una puerta se abre y eso descansa el alma del oyente. Gracias por decir, hasta pronto.

Paula Malugani dijo...

Gracias Pilar por tu comentario, los aforismos siempre fueron para mi un excelente rincón para pensar, para desplegar ideas. Lo de las fotos, es toda una novedad, nunca había dedicado a esto mi tiempo, pero me ha tomado y ultimamente voy mirando fotos en cada paseo, en cada rincón... Lo que dices de mis poemas, debo decir que Pizarnik fue una de esos poetas que te parten diractamente el corazón, la adoro, la he releido muchas veces, no dudo de su influencia sobre mi. Sobretodo en esos poemas que estoy publicando este año, que son de hace unos diez años. Muchas gracias por tu lectura, y por contribuir a poblar este universo con las voces del poema.

Paula Malugani dijo...

Gracias Pato´s, corazoncito de chocolate, un abrazo fuerte también para ti. Hasta pronto.

Paula Malugani dijo...

Gracias Fernando, tu también eres bienvenido en mis jardines, celebro tu llegada y tus palabras, tu voz germinativa.