lunes, 16 de febrero de 2009




Porque naciste en la aurora


Porque naciste en la aurora,

porque temblaste en el agua

del sonido

de los pájaros,

porque todo lucero

ignoraba tu rastro

fugitivo.


Ay del recuerdo

de lo no acontecido,

bebiendo del dolor

y de los siglos

en cántaros oscuros

donde el vicio

va marchitando las flores

carmesíes.


Hay un resplandor dorado

que quiebra la sombra,

una voz

una vez...

Una palabra cae

y se funde

tú te confundes al borde

de la memoria más sola

vencido.


Ay del recuerdo

íntimo

desconocido,

en la ladera del miedo,

hermoso

como un cisne,

el cielo mudo,

los pies descalzos

plateados por los sueños.


Porque volver fue imposible

en los perfumes perdidos,

en los silencios venidos

de la noche.


Las horas que se rompen

de tanta madrugada

cayendo desde lejos,

son páginas de insomnio,

ausencia del olvido

todavía.

Y un vuelo de luciérnagas

tenaces,

te envuelve

levemente

en la neblina.


20 comentarios:

medianoche dijo...

Hermosísimo... delicados versos, mi encanto tu blog.

Besos

Sarco Lange dijo...

Obviamente merecido, simplemente requerido.
Qué suave escuchar la música que irradia de estos trabajos, porque siempre será un trabajo el crear estos mundos abstractos y envueltos en notas musicales.
Tener amigos poetas es un milagro.
SL

Leo Zelada Grajeda dijo...

Me gusto el comienzo del poema.

JUAN JES dijo...

Siempre leve, en el mejor sentido, siempre diáfana

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Las horas que se rompen

de tanta madrugada

cayendo desde lejos,

son páginas de insomnio,

ausencia del olvido ...

precioso!

Marian

Jorge Ampuero dijo...

Interesante poética. Me ha gustado lo que escribes, esa manera tan particular que tienes para romper el silencio con tu poesía. Sigue adelante! Nos leemos.

Saludos...

silencio dijo...

Leyendo tus versos
imaginaba
una cascada
de agua
que entre las piedras
se desliza
componiendo
texturas
sonidos
sueños.
Siempre que ando cabizbajo
suelo ir al nacimiento de un arrollo, escondido, muy escondido.
Me inundo de su ruido,
me gusta sentir en mi piel las gotas frescas de agua que salpican,
y mi memoria
puede recitar
tus bellos versos
que sin saber como
los hago míos.
Muy hermoso el poema.

Poetas Anónimos dijo...

Hola!!!Te invito a participar de un nuevo espacio, seria un gusto tenerte entre los usuarios y/o entre los comentaristas,
intentamos crearlo en comunidad de escritores(POESIAS, CUENTOS, ETC).
la direccion es http://poetasanonimossa.blogspot.com
en la pagina esta como registrarte para poder publicar, espero tu respuesta, muchas gracias.
El mail por cualquier duda es poetasanonimossa@ymail.com.

P.D:Si te gusto la idea puedes invitar a mas escritores a sumarse, Gracias nuevamente.


Poetas Anónimos

Giovanni-Collazos dijo...

A mi me ha gustado todo el poema...

Felicitaciones!


Un abrazo.

Gio.

Franziska dijo...

"Ay del recuerdo
de lo acontecido,
bebiendo del dolor
y de los siglos
en cántaros oscuros..."

Me han llegado muy hondo estos versos. La verdad de una experiencia no vivida pero siempre presente en mi vida.

"Hay un resplandor dorado
que quiebrala sombra
una voz
una vez..."

Y estamos envolviéndonos en el mismo sufrimiento pero, sin embargo, nos aferramos al recuerdo.

Concluyo aunque me sigo encontrando en el resto de los versos. Te felicito y no me extraña que te hayan premiado ese trabajo tan sincero como bueno y poetícamente expresado con gran sencillez.

Acabo de ser invitada a Bohemia. Espero tener el placer de conoceros a todos, aunque será una tarea que llevará su tiempo.

Saludos cordiales.

Paula Malugani dijo...

Gracias Medianoche, un beso y bienvenida.

Paula Malugani dijo...

Sarco Lange, amigo en la música, en la poesía y en el trabajo de los bellos milagros.
Ayer comencé a recorrer por el principio tu Lucifernia y me encandiló con sus poderosas luces, después, la cebolla fue la excusa para llorar...
Besos.

Paula Malugani dijo...

Gracias Leo Zelada, también a mi me gustan los comienzos. Bienvenido.

Paula Malugani dijo...

Juan Jes, tu compañía, tu modo de leer, es para mi una fiesta. Gracias por insistir. Un abrazo.

Paula Malugani dijo...

Ay, Marian! Muchas gracias, es para mi una gran alegría coincidir contigo en este viaje, intercambiar algunos fulgores...
Tus poemas hicieron diana en mi corazón.
Seguimos leyéndonos. Un abrazo!

Paula Malugani dijo...

Gracias Jorge y bienvenido. Saludos también para ti, iré a conocer tu blog.

Paula Malugani dijo...

Gracias Silencio, me hiciste pensar en algo que aprendí de Gonzálo Rojas: 'Es con palabras, pero también con silencio como debe escribirse la poesía'. Me alegra compartir contigo mis-tus versos. Un beso.

Paula Malugani dijo...

No los pude encontrar... ¿Qué tan anónimos?

Paula Malugani dijo...

Gracias Gio amigo, compañero en la esquina de los versos. Hasta pronto. Un beso!

Paula Malugani dijo...

Bienvenida Franziska, muchas gracias por tu cercana lectura, por tus palabras amigas. Te dejo un fuerte abrazo, y en este vaivén de frases nos iremos encontrando. Hasta pronto.