jueves, 9 de octubre de 2008


Al trasluz del sueño

Cuando el otoño levanta vuelo
deja atrás
la humedad silente del cementerio
y se cubre de luz premonitoria.

Es la mañana,
Y en su más grave arista resplandecen
dos dragones en celo.

Te sé al trasluz del sueño
y me emociona ese pálpito
de estela planetaria,
el viento en tus pupilas
cual fechas incendiarias
clavándose en mis mares.

Ahí, donde la espuma y el deseo fosforecen,
tu sexo: ave de fuego,
mi alondra
herida a muerte
por amor.

2 comentarios:

carmensabes dijo...

Enhorabuena por tu blog, está divino!! te seguiré de cerca.

Besiños

Paula Malugani dijo...

Gracias Carmen, fue hermoso encontrarte en mis ventanas, abiertas para ti. Hasta pronto.

Archivo del blog