miércoles, 8 de octubre de 2008


Volando todavía

Me quiebro al compás
de tus palabras:
abierto tragaluz a la alegría.

Me dejo caer en remolinos
cuando el deseo me encandila.

El sueño despertó y no era silencio,
el aire se inflamó,
tu boca me bebía.
Septiembre floreció con nuestros besos,
el cuerpo del amor nos poseía.

Abrí, mi vertical sonrisa
tan cerca de tu sexo...
¡Qué soberbio esplendía!

Después, el alba presurosa
-con sus luces de siempre-
nos encontró despiertos,
volando, todavía.

3 comentarios:

Pato´s dijo...

Simlpemennte bello poema!!

Es exquisito venir a leerte !!

Besitos Paula y que tengas un día maravilloso :-)

Paula Malugani dijo...

Gracias pato's por tu cotidiana cercanía. Me alegra que estés disfrutando con esas luces entre palabras.

Norma dijo...

Magnífico, reconfortante... un poema de amor, sin duda !!!

Archivo del blog