jueves, 2 de octubre de 2008

Si no estuviera aquí, dónde estaría?

Cuando el gallo cantó
Yo estaba... ¿en dónde
?
Germán Pardo García


Hay veces que quisiera irme de veras:
cuando el sol se desparrama amarillo
sobre la hierba fresca.
Y tú te vas así, sin hacer ruido,
tal vez a ver el cielo
teñirse de escarlata en la tormenta...
Y yo, ¡Tan diminuta!
Sin luz
ni para ir a comprar velas.

7 comentarios:

Pato´s dijo...

Bello post!!

Gracias por pasar por mi blog , seras bienvenida cuando kieras..

Besitoss Paula :-)..

Sylvie dijo...

Qué bueno el aforismo de Antonio Machado!
Me gusta mucho este poema. En pocos versos entramos
en miles de uni-versos.
La foto es preciosa. El movimiento que se capta es muy gracioso.
Tu blog sigue siendo una maravilla. Gracias.

Paula Malugani dijo...

Gracias por vuestra mirada compañera, por ser ojos que acompañan este tránsito. Desde aquí las veo y las saludo.

Norma dijo...

Hermos, hermoso poema !!!

alfredo dijo...

Me gusta mucho el aforismo de:G. C. Lichtemberg.
y no menos el poema, me suena diferente de lo leido de usted.
¿pronto apareceran fotos de otros municipios, ciudades, mundo?

Paula Malugani dijo...

Voy describiendo mi aldea, cada día con nuevos ojos y no sé la coloración de los días por venir, ni qué nuevos paisajes van a pintarme.
Me alegra que os gusten los aforismos, con esa breve apariencia y tan inmensa extensión...
Gracias por venir a pasear conmigo, a escribir esta bitácora.

Anónimo dijo...

Me gusta el diseño gráfico y la navegación del sitio, agradable a la vista y buen contenido. otros sitios son demasiado llena de suma

Archivo del blog